Correas transmisión

         CORREAS DE TRANSMSIÓN PARA EJES

Las correas de transmisión son un sistema mecánico que se utiliza para transmitir el giro de una polea a otra de forma que se conectan dos árboles dando uno movimiento al otro. Estas correas de transmisión tienen cierta tensión en el montaje de forma que se agarran a las poleas por rozamiento, pero sería un rozamiento estático, es decir, la correa no patina. Otro tipo de sistemas de transmisión como los engranajes o cadenas transmiten el movimiento por empuje de órganos rígidos, aquí la correa y las ruedas son lisas.

El principal material en que se fabrican es material gomoso, con fibras textiles o de acero en su interior. Antiguamente se hacían de cuero.

En un principio estas correas eran de cuero y planas, y hoy en día estas correas planas además de sustituirse el material se ha cambiado su forma dándole una forma de sección de triangulo con punta cortada, de forma que el rozamiento es mayor y la potencia a transmitir es mayor, aunque requiere poleas con canales con la misma forma lo cual son más caras de precio. Estas correas se pueden utilizar varias a la vez debido a que son estrechas transmitiendo gran cantidad de potencia o a veces una misma correa lleva varios perfiles en ella funcionando como una correa múltiple.

Las correas en general además de las ruedas en las que monta suele montar en otra rueda móvil con un resorte de forma que le proporciona tensión de montaje a la rueda para aumentar el rozamiento y que puede transmitir más potencia, además así montar la correa con tensión es mucho más sencillo.

Estas correas sufren las fuerza centrífugas al estar en elementos que giran, fuerzas que las separan de las ruedas, por ello hay que tener precaución a la hora de diseñarlas para velocidades muy altas. Hoy en día por ejemplo hay máquinas portátiles para madera que alcanzan las treinta mil revoluciones por minuto y lo que requieren un tensado extra para no aflojares con las fuerzas centrífugas.

Este tipo de unión de ejes tiene el inconveniente de que al necesitar tensado los ejes sufren más esfuerzos de los que transmiten necesitándose ejes más robustos para evitar que se deformen en exceso. En contraposición son sistemas muy económicos de unir ejes aunque tengan sus limitaciones de funcionamiento, ya que trabajando a rozamiento no pueden competir en potencia con cadenas de acero o con engranajes.

Otras ventajas de las correas es por ejemplo conectar ejes bastante distantes de forma que si los quisiésemos conectar con engranajes nos harían falta engranajes inmensos o muchos ejes con engranajes normales. En cuanto a potencia si no llega una correa pon varias.

También existen correas de transmisión con dientes de forma que se consigue una  transmisión de velocidad perfecta sin problemas de que patine, el problema de estas es que no permiten velocidades tan altas como las correas planas o las trapezoidales.

Un ejemplo de su aplicación son las máquinas eléctricas portátiles de carpintería , como los son los cepillos portátiles, que tienen una correa de transmisión para a la vez que conectan dos ejes hacen cierta reducción o multiplicación de velocidad, es decir, si las poleas con las cuales funciona la correa de transmisión son de diferente diámetro conseguimos una variación de velocidad de los ejes precisa.

Otro ejemplo de las correas de transmisión son las dentadas que utilizan las impresoras domésticas, además de ligeras permiten que la impresora imprima con precisión aunque trabaje a la centésima de milímetro, otra opción tendría que utilizar caras y pesadas soluciones en acero como cadenas, engranajes, husillos, etc. De forma que consiguen precisión y ligereza, siendo la ligereza importante en la maquinaria doméstica.

Una característica de las correas y la poleas o ruedas para correas planas es que las poleas son lisas pero no tienen las sección recta, tienen la sección abombada de forma que la correa por si sola se centra y no se sale por los lados sin necesidad de rebordes que aunque los tuviera rozaría lateramente contra ellos y se rompería.

Un tipo de correa de transmisión particular es la de las persianas domésticas, que transforman el movimiento lineal de la mano al tirar por ellas en movimiento de giro del eje que enrolla la persiana, pero es un caso especial porque en este caso la correa no trabaja por fricción sino que se enrolla o desenrolla en la polea, siendo de fibras textiles y siendo un sistema económico, limpio y muy eficiente.

Otra ventaja de las correas de transmisión frente a otros tipos de transmisión de eje a eje como cadenas y engranajes es que no necesitan mantenimiento, es decir no necesitan lubricación ni ningún tipo de operación costosa o sucia para su vida útil, de forma que se simplifica operar con las máquinas que las utilicen sobretodo son máquinas muchos más limpias, otro tema es que puedan tener más o menos vida que los otros, pero su cambio por una nueva es una operación sencilla generalmente.