El aluminio anodizado: proceso y características

El proceso de anodizado del aluminio

Se trata de un proceso electroquímico que produce una capa de óxido sensiblemente más profunda que la que se forma mediante el proceso natural de oxidación del aluminio. El proceso de anodizado del aluminio confiere una protección extra al material contra la corrosión y el desgaste mecánico, a la vez que aísla eléctricamente al aluminio –el aluminio en bruto es un material con alta conductividad eléctrica-. El proceso de anodización del aluminio consiste en introducir el aluminio en alguna de sus formas –bobina de aluminio, chapa de aluminio o perfil de aluminio-  en un baño electrolítico y hacer pasar una corriente continua  de aprox. 6000 Amperios a 20 Voltios entre el aluminio (el ánodo) y el cátodo. La corriente eléctrica al aplicarse al aluminio va depositando una minúscula capa de óxido que poco a poco termina formando parte del material. El espesor de la capa de oxidación –o espesor del anodizado- viene determinado por la combinación de los siguientes parámetros; temperatura y composición de ácido sulfúrico del baño, la tensión  de la corriente aplicada y la duración del proceso de anodizado. Durante el proceso la capa de óxido que se ha ido formando es una multitud de micro poros abiertos, por lo que el material sigue siendo permeable a la corrosión. Por tanto, el proceso de anodizado se finaliza mediante un proceso de sellado de los poros y limpieza del aluminio anodizado mediante solución de Ph básico. Opcionalmente, antes de cerrar los poros, la capa de óxido anódico puede colorease mediante un proceso de interferencia óptica, consiguiéndose acabados en color oro, bronce, negro, azul, verde y otros.

 

aluminio anodizado

Características del aluminio anodizado

La capa de óxido anódico que se crea durante el proceso de anodizado otorga al aluminio una gran resistencia a la corrosión. La superficie anodizada protege al material de manera que este no se ve afectado por el contacto de soluciones y sustancias ácidas –siempre que estas tengan un pH de entre 4 y 8-. Por el contrario el aluminio anodizado si es sensible a soluciones alcalinas, pudiendo estas manchar el aluminio, por lo que habrá que proteger el aluminio anodizado de las sustancias alcalinas, como puede ser el cemento cuando el aluminio se va utilizar en la construcción. El espesor natural de capa de oxidación del aluminio es de unas 2 micras, mientras que el espesor de la misma capa en el aluminio anodizado aumenta hasta las 10 e incluso 25micras, otorgando al material una dureza superficial mayor que la del acero al carbono, el níquel e incluso que el cromo. A parte del aumento de la dureza superficial, el aluminio anodizado aumenta su punto de fusión hasta aproximadamente los 2000º, a la vez que aísla eléctricamente el material hasta voltajes de 600V. Esta dureza superficial otorga al aluminio anodizado una resistencia al desgaste y la corrosión muy superior al aluminio en bruto, pero se puede elevar todavía más simplemente aumentando el espesor de la capa anodizada.

El proceso de anodizado ha evolucionado de un proceso discontinuo, donde únicamente se podían anodizar piezas simples, como chapas de aluminio o perfiles de aluminio a un proceso en continuo, mediante el que es posible anodizar una bobina de aluminio completa, con el consiguiente aumento de producción y disminución de costes de anodizado.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies